ESTRATEGIA PARA REDUCIR EL IMPACTO DE LOS IMPUESTOS EN LOS NEGOCIOS

La cultura tributaria de nuestro país aún es rudimentaria. Hay muchas razones que influyen en la poca disposición que tienen tanto personas físicas como empresas a la hora de pagar los impuestos, siendo la negativa a financiar al estado y su gran estela de corrupción una de las principales.

Los vacíos tributarios originados por los grandes niveles de evasión, elusión de los impuestos, el gasto desmedido y temerario del estado, no solo dejan a república dominicana, con un gran déficit en el presupuesto nacional cada año, sino que la necesidad de llenar esos huecos en nuestra economía, es lo que da origen a continuas reformas fiscales.  Éstas no son del agrado de los contribuyentes, se quejan de lo insostenible que resultan las constantes modificaciones fiscales, convirtiendo el sistema tributario en un círculo vicioso.

Como decía Benjamín Franklin en una de sus citas ¨de la muerte y de los impuestos nadie se escapa¨, como este es algo ineludible, debemos generar estrategias para que esta realidad impacte lo menor posible a nuestra empresa, es necesario un cambio en la mentalidad, partiendo de la comprensión de la necesidad que tiene la empresa de tener asesoría en el área tributaria, ya sea contando con un área encargada exclusivamente de la gestión fiscal o el soporte de un asesor tributario (externo). Una empresa que recarga todas las obligaciones relacionadas con el tema tributario, a la ya congestionada labor del contador, corre el riesgo de cometer graves errores y los errores se pagan con dinero, para poner un ejemplo, los impuestos que no se pagan en las fechas establecida por la ley, pagan una mora de 10% el primer mes y un 4% hasta que liquides la deuda e interés indemnizatorio de 1.1 % cada mes que transcurre sin haber pagado la obligación, si pasa un año esta deuda se incrementa un 67.2% del valor original, si su deuda  es de un millón de pesos en impuestos(RD$1,000,000), transcurrido un año debe pagar, un millón seiscientos setenta y dos mil (RD$ 1,672,000) incluyendo los recargos e intereses.

Para lograr el menor impacto posible de las obligaciones tributarias, debe realizarse una estrategia que cubra diferentes aspectos, esto implica: realizar una planeación fiscal anticipada que permita determinar cuál será el impacto económico del pago de las obligaciones tributarias y en esa medida analizar proyectos de inversión, alternativas de ahorro y en general el comportamiento de la empresa; así mismo determinar que opciones de beneficios económicos se pueden obtener dentro del marco legal, entre ellas, leyes de incentivo a su sector económico, exenciones fiscales y leyes especiales de inversión. Por otro lado, las auditorías y la revisión periódica de impuestos permiten determinar si el cumplimiento en términos de pago de tributos se está llevando de manera adecuada, de tal forma que no se dé lugar a errores que puedan traer consigo sanciones onerosas por desconocimiento de las Leyes, normas, reglamentos o negligencia.

Si la planeación y la asesoría tributaria se plantean como parte estructural de la empresa y se asume con anticipación mediante un sistema de seguimiento continuo, es posible obtener beneficios significativos, sobre todo en la medida en que se convierten en una herramienta de decisión que permite determinar el impacto económico en la empresa, bajo la premisa de generar el menor impacto tributario posible.

Robert Felipe Medina

CEO FTA Consultores y FTA Escuela de Negocios y Tributación.

Comparte este artículo con tus amigos

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

Deja tu comentario:

Ir arriba